Reglamentos exámenes

Exámen BH (Con Protección)

El Consejo Superior de Jueces de Adiestramiento del Club Argentino de Criadores del Perro Ovejero Alemán informa a las Delegaciones, Agrupaciones y Clubes que está aprobado, el Reglamento de Exámenes BH*, el cual debe rendirse en una pista perimetralmente cercada, con una superficie mínima de 35 metros por 50 metros, con cobertura cespitosa cortada o arena y tierra compactadas

Al efecto, se hallan expuestas también las normas básicas para la organización y realización del presente examen.

Se considera esencial considerar al Perro Ovejero Alemán como un perro de trabajo, ya que desde su origen fue seleccionado como compañero social del hombre, como perro de guardia y protección para personas privadas, mostrándose en el ambiente familiar como un insuperable defensor de vidas y bienes, con nobleza y fidelidad incorruptibles, su posibilidad de aprendizaje y control de nervios lo habilita para ser preparado como perro lazarillo y como perro de utilidad en todo tipo de actividades donde su uso es posible, así sirve a las autoridades policiales en varios aspectos, salva vidas, detección de explosivos y sustancias adictivas, control de disturbios, entre otras tareas que puede realizar.

El establecer como condición en la crianza el aprobar básicamente el examen BH* se debe a buscar en cada ejemplar la consistencia de los instintos, el poder de resistencia, la firmeza de nervios y la predisposición para obedecer y ejecutar las órdenes, un conjunto de aplicaciones que no puede ser visto sin asociarlo necesariamente a las concretas referencias acerca de qué es lo que funciona y lo que no lo hace en la selección para la crianza de un Ovejero Alemán.

Reglamento de examen BH*

 

 

  1. A) Prueba BH en un área de trabajo. (Puntaje total 60 puntos)

Todos los ejercicios individuales comienzan y finalizan en posición base. El perro está sentado a la izquierda, derecho, tranquilo y atento  con el hombro a la altura de la rodilla de su guía. Tomar la posición base al principio de un ejercicio sólo está permitido una vez.  En la posición base, el guía debe tener una postura deportiva. No se permite una postura desgarbada.    La posición base final del ejercicio anterior puede ser utilizada como posición base inicial del ejercicio siguiente. No se permiten ayudas corporales del guía, si éstas se aplican, se descontarán puntos. No se permite llevar elementos de animación o juguetes. Si el guía por motivos de alguna discapacidad no puede desarrollar correctamente alguna parte del ejercicio debe informarlo al Juez antes del comienzo.  Si por alguna discapacidad del guía el perro no puede ser guiado del lado izquierdo, puede ser llevado análogamente del lado derecho.

El Juez indica el comienzo de un ejercicio. Todo lo demás como giros, detenciones, cambios de velocidad, etc. se desarrollan sin directivas. De todas maneras, le está permitido al guía preguntar al Juez sobre las directivas.

Se permite felicitar al perro luego de finalizar cada ejercicio. Luego de esto, el guía puede tomar una nueva posición base. Entre un elogio  y el nuevo comienzo debe respetarse un intervalo claro de aproximadamente 3 segundos. Entre los ejercicios el perro debe ser llevado junto al pie ( Fuß).

 

Esquema de conducción con y sin traílla  ( no se respetan las proporciones )

 

 

 

  1. Seguimiento con correa (15 Puntos)

                   Señal acústica: “Junto” (Fuß)

Desde la posición base, y mediante la señal acústica “junto“, el perro que tiene colocado un collar de eslabón largo o un arnés y está sujeto a la correa debe seguir con alegría a su guía. El collar no debe estar colocado en posición de ahorque. Se debe tomar la posición base cuando el segundo guía tomó la posición base para el ejercicio “echado bajo distracción”. Desde el momento en que han  tomado posición base comienza la evaluación para ambos perros.

Al comienzo del ejercicio, el guía camina con su perro 50 pasos en línea recta y sin detenerse. Luego de la inversión de marcha y otros 10 – 15 pasos, mediante la señal acústica “junto“, el guía muestra respectivamente el trote y el paso lento (10 – 15 pasos c/u). La transición del trote al paso lento debe realizarse sin pasos intermedios.

Los diferentes movimientos deben diferenciarse claramente por su velocidad. El paso normal debe realizarse según el esquema, luego dos giros a la derecha, uno a la izquierda y dos giros completos como así también una detención luego del segunda giro. El perro debe permanecer todo el tiempo con su hombro a la altura de la rodilla de su guía, no puede correr por delante, por detrás o a los lados. La detención debe mostrarse por lo menos una vez desde el paso normal, acorde al esquema, luego del segundo giro. La señal acústica sólo se le permite al guía al comienzo y en el cambio del movimiento. Cuando el guía se detiene, el perro rápidamente y sin influencia de éste debe sentarse. Aquí el guía no debe cambiar su posición base y en especial, no acercarse al perro que está sentado a su lado. Durante el manejo, la correa debe llevarse en la mano izquierda y debe hacer una comba por debajo del cuello del perro. Al finalizar el ejercicio el guía por orden del Juez se dirige con su perro hacia un grupo de por lo menos cuatro personas en movimiento. Quedarse atrás, empujar hacia adelante, desvíos laterales del perro como así también actitudes vacilantes del guía en los giros deben considerarse faltas.

Grupos

Caminar a través del grupo cuyas personas están en movimiento debe realizarse con correa y en  seguimiento libre. El guía y su perro  deben dar un giro hacia la derecha alrededor de una persona y otro hacia la izquierda (Por ejemplo en forma de 8) y por lo menos detenerse una vez en el grupo cerca de una persona. Queda a criterio del Juez solicitar la repetición. Por orden del Juez el guía y su perro abandonan el grupo y toman la posición base final. Sólo se permite felicitar al perro luego de abandonar el grupo y en posición base final.

Giro (180°)

El giro debe ser mostrado por el guía hacia la izquierda (giro de 180 grados en el lugar). Existen dos variantes posibles:

  • El perro con un giro hacia la derecha va por detrás alrededor del guía.
  • El perro muestra un giro a la izquierda de 180 grados. Gira en el lugar.

Dentro de una prueba solo es posible una de las dos variantes.

  1. Seguimiento libre (15 Puntos)

Señal acústica  “Junto” (Fus)

Por orden del Juez se ubica al perro en posición base y se le retira la correa. El guía se coloca la correa alrededor de los hombros o la guarda en su bolsillo (siempre del lado opuesto al perro) y se dirige de inmediato hacia el grupo de personas, con su perro en seguimiento libre, para realizar allí como mínimo una detención. Luego de abandonar el grupo, el guía toma brevemente la posición base y comienza el seguimiento libre según especificaciones dadas en el ejercicio anterior.

  1. Ejercicio de sentado (10 puntos)

Señal acústica “Sentado” (Sitz)

Desde la posición base, el guía camina con su perro en seguimiento libre y junto,  en dirección recta. Luego de un mínimo de 10 – 15 pasos el guía da la orden “Sentado” a la vez que se detiene, inmediatamente retoma la marcha  y se aleja otros 15 pasos sin mirar a su perro, deteniéndose finalmente para girar hacia el mismo y quedarse quieto. Por orden del Juez, el guía vuelve hacia su ejemplar y toma posición base a la derecha de éste. Si el perro en lugar de estar sentado, está acostado o se queda parado se descontarán 5 puntos.

  1. Echado combinado con acercarse (10 Puntos)

Una señal acústica respectivamente para: “Echado” (Platz), “Acá” (Hier), “Junto” (Fus) 

Desde la posición base, el guía camina en línea recta con su perro a la orden “Junto”. Luego de un mínimo de 10 – 15 pasos el guía  da la orden “Echado” a la vez que se detiene, inmediatamente retoma la marcha y se aleja otros 30 pasos sin mirar a su perro, deteniéndose finalmente para luego girar hacia el mismo y quedarse quieto.  Por orden del juez llama al perro hacia él. Alegre y con mucho impulso el perro se debe acercar a su guía y sentarse delante de él.  A la orden “Junto” el perro debe sentarse junto al guía en posición base. Si el perro en lugar de echarse, se sienta o se queda parado pero acude velozmente al llamado, se descontarán 5 puntos.

  1. Echado bajo distracción (10 Puntos)

 Una señal acústica respectiva para: “Junto” (Fus), “Echado” (Platz), “Sentado” (Sitz)

Antes de la prueba de “Obediencia “ de otro perro, el guía con su ejemplar se dirigen al lugar indicado por el Juez para realizar este ejercicio, allí el binomio (perro-guía) adoptará la posición base y el guía retirará la correa. A indicación del Juez dará la orden “Echado” y se alejará 30 pasos en línea recta, sin mirar al perro, para detenerse y quedar a la vista de su ejemplar, pero dando la espalda al mismo.  El perro se debe quedar echado, sin influencia del guía mientras el otro perro realiza los ejercicios 1 hasta 4.  Por orden del Juez, el guía se dirige hacia su perro y se detiene a su derecha, adoptando el frente del perro. Luego de aproximadamente 3 segundos, por orden del Juez y ante la señal acústica “Sentado”, el ejemplar rápidamente se debe colocar derecho en posición base.  Un comportamiento nervioso del guía como así también ayudas ocultas, o si el perro está echado inquieto o se levanta o se sienta anticipadamente cuando se lo retira se devalúan acorde. Si el perro se para o se sienta pero  permanece en su lugar se realiza una  evaluación parcial. Si el perro se aleja del lugar dónde debe estar echado, por más de 3 metros y antes de finalizar el ejercicio 2 del perro en exhibición,  el ejercicio se evaluará con 0. Si abandona el lugar luego del final del ejercicio 2 la evaluación será parcial. Si el perro se acerca al guía cuando éste lo va a retirar,  la  calificación del ejercicio será de  3 puntos.

  1. B) Evaluación en el tráfico.

Generalidades

Los siguientes ejercicios se realizan fuera del campo de trabajo en un entorno adecuado en localidades cerradas. El Juez acuerda con el Director de las pruebas dónde y cómo  se desarrollará la prueba, en un espacio público con tráfico (calles, caminos o sectores). No debe afectar el tráfico público. El desarrollo de esta prueba insume por sus características una considerable cantidad de tiempo. Los requisitos para el rendimiento no  deben ser superficiales debido a  la evaluación de una gran cantidad de perros. No se otorgan puntos para los ejercicios individuales de la parte B. Para aprobar esta sección la apariencia general del perro moviéndose en el tráfico / público es decisiva. La descripción de los siguientes ejercicios  son sugerencias y pueden ser adaptadas por el Juez en cada caso según las condiciones de la zona. El Juez tiene el derecho  ante la duda en la evaluación hacer repetir los ejercicios o variarlos.

Desarrollo de la prueba

  1. Enfrentamiento con un grupo de personas.

Por orden del Juez  el guía se dirige con su perro sujeto a la correa a un sector determinado de la calle, sobre la acera. El Juez  sigue al equipo a una distancia adecuada.

El perro debe seguir al guía, del lado izquierdo, con la correa suelta, y el hombro a la altura de la rodilla de éste. Ante los peatones y los vehículos el perro se debe mostrar indiferente. Durante el trayecto, el guía es interceptado por una persona que pasa caminando (persona contratada). El perro se debe mostrar neutral e indiferente. El guía y su perro continúan el trayecto entre un grupo de mínimo 6 personas separadas. Una de las personas le habla al guía y lo saluda con un apretón de manos. El perro, por orden del guía debe sentarse o acostarse a su lado y mantenerse tranquilo durante la corta conversación.

  1. Enfrentamiento con un ciclista.

El perro sujeto a la correa y su guía caminan a lo largo de un sendero y primero son alcanzados  desde atrás por un ciclista quien a su vez toca el timbre. A una gran distancia, el ciclista gira  y vuelve  enfrentando al guía. Aquí nuevamente toca el timbre. El sobrepaso debe realizarse de tal manera que el perro quede entre el guía y el ciclista.

El perro sujeto a la correa debe mostrarse indiferente.

  1. Enfrentamiento con autos.

El guía pasa alrededor de los autos con su perro sujeto a la correa. En ese momento uno de los autos se pone en marcha. En otro auto se cierra una puerta. Mientras el guía y su perro siguen caminando se detiene un auto junto a ellos. Se bajan las ventanillas y se le solicita una información al guía. Aquí el perro por orden del guía debe quedarse sentado o parado. El perro se debe mostrar tranquilo e indiferente ante los autos y todos los ruidos del tráfico.

  1. Enfrentamiento con personas que corren o personas con patines.

El guía va con su perro sujeto a la correa por un camino tranquilo. Lo sobrepasan al menos dos personas corriendo sin cambiar su velocidad. Cuando estas personas se alejan otras personas corren enfrentándose al guía y a su perro y pasan corriendo al lado sin disminuir la velocidad. No es necesario que el perro vaya correctamente junto pero no debe molestar a las personas que se le aproximan o que se alejan. Está permitido que el guía durante los encuentros coloque su perro en posición de sentado o echado.

En lugar de los corredores pueden ser una o dos personas en patines que sobrepasen  y enfrenten al perro y al guía.

  1. Enfrentamiento con otros perros

Al sobrepasar o enfrentar otros perros con sus guías el comportamiento del perro debe ser neutral. El guía puede repetir la orden “Junto” o colocar al perro durante el enfrentamiento en posición sentado o echado.

  1. Comportamiento en el tráfico de un perro que está solo y atado por poco tiempo. Comportamiento frente a otros animales.

Por orden del Juez, el guía con su perro sujeto a la correa transita por la acera de una calle medianamente frecuentada. Luego de un corto camino, por orden del Juez el guía se detiene y sujeta la correa a una cerca,  aro en la pared o similar. El guía se dirige, fuera de la vista del perro, a un comercio o entrada de una casa.

El perro puede estar parado, sentado o acostado.

Durante la ausencia del guía, pasa una persona (contratada) con un perro que se muestre indiferente ante otro perro o que no sea agresivo, que no ladre o provoque, el que se desplazará sujeto a la correa a una distancia lateral de aproximadamente cinco pasos del perro que se está evaluando.

El perro evaluado, durante la ausencia de su guía debe permanecer tranquilo

Por orden del Juez, se retira el perro.

Nota:

Queda a criterio del Juez si quiere realizar cada prueba con cada perro en el lugar previsto o si prefiere realizar algunas pruebas con todos los perros para luego dirigirse al siguiente sector y proceder del mismo modo.

Tiro: una vez finalizada la disciplina se le coloca al ejemplar la trailla y a una distancia de 10/15 pasos se efectúan 2 tiros con una diferencia de 5 segundos

Sección protección

En la pista deben disponerse dos biombos según esquema .

Esquema de la disposición de los biombos y desarrollo del ejercicio de protección

reglamentocab2-2

Primera fase de protección:

El binomio ingresa a pista y el guía llevando a su perro sujeto por el collar se dirige al biombo en donde se halla escondido el figurante el que a la orden del Juez sale del mismo y ataca al guía y su ejemplar sin señales auditivas.

El guía debe liberar inmediatamente a su perro, el que debe repeler el ataque en forma inmediata y con gran decisión, la mordida debe ser enérgica, profunda, a boca llena, calma y sostenida en el tiempo . El guía puede alentar a su ejemplar con palabras de estímulo.

El perro sólo puede morder la manga de protección del figurante. Tan pronto como el perro ha mordido, el figurante lo coloca sobre su costado y comienza la carga en línea recta pero no en dirección al guía, en esa carga el ejemplar recibirá dos golpes con el bastón acolchado, los que sólo pueden ser dados en la región de la cruz. La intensidad de los golpes de bastón debe ser la misma para todos los perros. El primer golpe es aplicado luego de 4-5 pasos, el segundo golpe luego de 4-5 pasos más durante la carga [fase de presión.] Después del segundo golpe se debe hacer una carga adicional sin golpes.

El Juez determina la duración de la carga (fase de presión.) A su señal , el figurante detiene la carga. Si el figurante ejecuta el ataque con la intensidad apropiada, el Juez tiene la oportunidad óptima para evaluar. A la indicación del mismo el guía puede hacer soltar la manga a la orden o al ser tomado por el collar El binomio se colocará a la altura de este primer escondite utilizado, sobre una línea imaginaria central de la pista para dar comienzo a la Segunda fase de protección.

El ejemplar será retenido desde el collar por su guía en el centro de la pista y a la altura del primer biombo utilizado. El figurante se dirigirá al otro biombo y permanecerá oculto en él unos segundos hasta recibir la indicación del juez para salir del escondite utilizado y caminar hacia la línea central de la pista a paso normal El guía ordena con su voz al figurante que se detenga el que debe ignorar la orden, y del paso normal pasar directamente a correr y atacar al guía y perro en forma frontal mientras hace gestos amenazantes con el bastón acolchado. El juez indicará al guía que libere a su perro, el que deberá repeler el ataque sin vacilaciones, en forma segura y enérgica.

El figurante debe recibir al perro con una posición flexible de la manga sin detenerse. El figurante debe realizar un giro al momento que recibe al perro tanto como sea necesario para que pueda absorber el impulso del perro. En ningún caso el figurante puede corretear (girar en circulos). Una vez que el perro ha mordido, y aún en movimiento, el figurante lo coloca sobre su costado y comienza la carga en línea recta la que realiza con gestos amenazadores del bastón acolchado por sobre la manga de protección sin golpear al perro En este punto de la ejecución en todos los casos el figurante debe evitar pasar por sobre el perro. Por consiguiente, el juez debe colocarse de forma que le sea posible evaluar la conducta del perro durante el ataque, durante la carga, y durante la mordida. No está permitido cargar al perro en dirección del guía. A la señal del juez, el figurante detiene la carga. Si el figurante ejecuta el ataque con la intensidad apropiada, el Juez tiene la oportunidad óptima para evaluar. El guía puede alentar a su ejemplar.

El figurante debe continuar con la presión sobre un perro que no muerde o que suelta la manga durante la carga hasta que el juez dé por terminado el ejercicio. . Bajo ninguna circunstancia se le permite al figurante detener el ejercicio por iniciativa propia.

El figurante debe presentarse activo o neutral de acuerdo a los reglamentos de pruebas.

El ejemplar que en la Sección Disciplina haya sido calificado de Deficiente no puede pasar a la sección Protección.

El ejemplar que en la sección de Disciplina haya obtenido calificaciones muy buenas y que en la Protección haya soltado a la orden en ambas mordidas, que haya mostrado una gran resistencia a la presión y se mantenga muy atento a cualquier actitud del figurante hasta que el guía llegue a tomarlo, puede obtener calificación de Excelente.

Con lo expuesto termina el Examen BH*, a continuación se exponen distintos conceptos que se consideran ilustrativos y que están en un todo de acuerdo con lo establecido en los propósitos de la crianza y adiestramiento de un Perro Ovejero Alemán.

Las pruebas y concursos deben cumplir con dos objetivos. El primer objetivo es determinar si el perro es apto para desempeñar un trabajo en particular por medio de la obtención de un título. El otro propósito es ayudar a mantener o aumentar la salud y habilidad para el trabajo de generación en generación dentro de un programa de cría, en lo que respecta a las características de un perro de utilidad. Los exámenes y las competencias sirven para mantener y aumentar la salud y condición física, pero por sobre todo se los considera como pruebas fundamentales de aptitud para la cría.

El guía debe llevar una traílla que mida 1,20 metros de largo, la que debe pender

libremente unos 10 cm por debajo del collar del ejemplar durante el ejercicio de “Junto a la

correa” y el ingreso a la prueba. Dicho collar debe ser metálico, de eslabón simple y de un largo que permita ser llevado de forma holgada, no ajustado al cuello, sujeto en la argolla fija. Cualquier otro collar adicional (ya sea de cuero o contra parásitos, etc.) no está permitido durante la prueba. La traílla, en el ejercicio de junto suelto y en los dos restantes, debe llevarse cruzada desde el hombro izquierdo en diagonal hacia el lateral derecho del guía, o bien se la guardará en un bolsillo de dicho lateral. Las órdenes de voz deben ser breves, dadas en tono normal de voz, y consistentes de una sola palabra. Las órdenes pueden ser dadas en cualquier idioma, pero la misma orden debe ser usada para la misma función en todo momento.

Guías con impedimentos físicos: un guía que tiene impedimentos físicos y que no puede hacer el caminar al junto sobre el lado izquierdo puede hacer el caminar al junto sobre el lado derecho. Las mismas reglas se aplican al perro que va al lado derecho que al que va al izquierdo.

Todos los exámenes y concursos están sujetos a los principios de la conducta deportiva tanto en lo que se refiere a la organización de la actividad como a la conducta de los participantes.

Todos los exámenes y competencias son abiertos al público. Se considera que todos los socios deben ser informados en forma pública del lugar de las pruebas y su horario de inicio.

Esta reglamentación se refiere indistintamente al Juez o al Habilitado Oficial designado al efecto, aunque se exprese generalmente Juez, así debe entenderse.

El Director de Campo tiene la obligación de presentar la documentación de cada ejemplar antes del inicio de los exámenes, ya que se debe verificar la edad mínima que lo

habilite a rendir

El Juez está autorizado a retirar un perro de la prueba si éste está lesionado o

muestra disminución de su capacidad de desempeñarse, esto incluso en contra de la voluntad de su guía. Si es el guía quien retira al perro, la anotación en la planilla de puntajes debe ser “Insatisfactorio por renuncia.” Si el guía retira al perro debido a causa de una lesión obvia, o presenta un certificado de un veterinario para el propósito, la anotación será “Retirado por enfermedad”, o “Retirado por lesión”. La decisión del juez es final e inapelable.

Prueba de Temperamento

Al entrar el binomio (perro-guía ) a la pista, se inicia la evaluación del temperamento del ejemplar. El guía se presentará al Juez y expresará su nombre y apellido, el nombre de su ejemplar y el examen a rendir.

El Juez continuará evaluando el temperamento durante todo el transcurso de la prueba. La verificación de la identidad es parte de la prueba de temperamento (inspección y verificación del tatuaje, chip, etc), y está aceptado que se realice a continuación de los cuatro ejercicios de disciplina, antes de abandonar la pista

Puede ocurrir que al aproximarse para observar el tatuaje un perro adopte una postura dominante pero se mantenga controlado por sí, eso puede significar que está dando un aviso, que no quiere un contacto más próximo, puede ser autosuficiente y seguro de sí. El Reglamento no autoriza a tocar al perro para verificar el tatuaje o el temperamento. También puede ocurrir que ante el disparo un perro se exalte levemente, pero siga controlado junto a su guía, debe entenderse que hay una diferencia muy clara entre el aviso de un perro bravo o de aquél que puede sobresaltarse levemente ante un disparo, y lo que sería una reacción de agresión o de huida motivada por el miedo de un perro inseguro.

Descalificaciones

Un equipo perro/guía es descalificado en la prueba si el juez decide que el perro tiene problemas de temperamento, también si el guía se comporta de forma reñida con el

espíritu deportivo (por ejemplo, uso de alcohol, llevar objetos para motivar al perro y/o comida), falta de cumplimiento del reglamento de pruebas, falta de cumplimiento de las leyes de protección animal, o actos reñidos con los estándares de conducta aceptados. . Los guías no deben tomar a sus ejemplares por el collar entre ejercicios, mucho menos en ahorque, lo que podría ser penado con la descalificación, ya que lo que se observa fundamentalmente es la disposición y alegría del perro para acompañar en obediencia a su guía. Las ayudas excesivas o reiteradas califican con deficiente.

Si el perro no está bajo control del guía, por ejemplo en el transporte lateral o en

seguimiento el perro abandona al guía, o si intenta abandonar la pista de pruebas durante la ejecución de los ejercicios y no regresa junto al guía luego de ser llamado 3 veces; si en el disparo da muestras claras de temor o de huida, o bien si en la protección muerde al figurante en otra parte que no sea la manga, el equipo perro/guía queda descalificado para continuar participando en la prueba.

En la evaluación de las distintas secciones y ejercicios de un examen o de una

competencia, primero se evalúa la calidad en la ejecución mostrada por el binomio. El Juez de trabajo “no da ni quita puntos”, no trabaja con cantidades, pero sí con cualidades que en el caso de una competencia pueden resultar en cantidades para la clasificación , pero no viceversa.

CONSEJO SUPERIOR DE JUECES DE ADIESTRAMIENTO

DIRECCIÓN DE ADIESTRAMIENTO